En las relaciones suelen surgir toda clase de conflictos a partir de los sentimientos, y es que si pocos saben manejar lo que sienten cuando se trata de lidiar tanto con las propias como con los de la otra persona la cosa se complica.

El punto es que nunca nada es como en un cuento de hadas, y entre dos personas suele nacer roces en vista a los sentimientos como por ejemplo los celos, que es el tema de hoy.

Los Celos

Los celos son una reacción emocional que se surge cuando se siente que otra persona a la cual se le tiene afecto, tiene más interés por otras personas que por ti.

La persona celosa tiende entonces tomar una actitud negativa y desconfiada con quién cela por temor a perderla, que aunque parezca contraproducente, es una forma de llamar la atención de hecho funciona para muchos.

Es normal sentir celos, puedes sentir celos por tu mamá, papá, pareja, amigos e incluso mascotas. Esto aparece conforme al apego que la persona tenga hacia eso a lo cual teme perder, el problema surge cuando una persona  exacerba sus celos y empieza  acosar a la otra y a causar dramas o “escenitas” por esto.

¿Soy celoso o celosa?

No todas las personas sienten celos, pero si eres una persona celosa esto puede ser bastante perjudicial para tu vida. Está bien que temas perder a quienes quieres, pero no puedes absorberlos en tu vida ya que ellos son individuos con una vida independiente de la tuya, así que toma un respiro y no seas tan dominante porque puedes alejar a muchas personas por los celos.

Aprende  controlarte y no montar dramas tan extenuantes, si sientes que eso que quieres tanto se aleja, particípalo de la forma más adecuada, sé paciente y evita pensamiento que alimenten estos celos.

Si a tus oídos llega alguna información con respecto a alguna infidelidad de tu pareja, pues averigua por cuenta la verdad antes de reaccionar porque puede resultar en un malentendido.

Nunca acciones cuando tienes muchos celos, lo mejor es calmarte y pensar en una solución con la mente fría, para así resolver llegar al fondo del asunto apropiadamente. No se trata de dejarte ver la cara de tonta, sino en ser maduro y buscar siempre una solución sin tanto drama.

Conclusión

Los celos son muy comunes hoy en día y pueden ser contraproducentes, pero también puede ayudar a desenmascarar cualquier engaño que te estén propiciando.  El punto está en no dejarse controlar por los celos ya que suelen tener desenlaces para nada agradable y tienden a dañar las relaciones que tengas.

Recuerda siempre mantener la calma y si sientes celos trata de participarlos y llegar a un acuerdo para así no alejar más a esa persona que tanto te importa, es vital comprenderse y ser asertivos con quienes quieres para así continuar desarrollando una hermosa relación sin tantos problemas.

No te apropies de nadie, pues cada quién vive una vida aparte y tiene sus propios asuntos.